Boda en Campillo de Ranas – Raquel y Dani

Boda en Campillo de Ranas – Raquel y Dani

Sobre la Boda en Campillo de Ranas de Raquel y Dani en un municipio de Guadalajara con muchísimo encanto.


Boda en Campillo de Ranas


Boda en Campillo de Ranas – Raquel y Dani

Es bello contemplar el mar desde el cielo, pero aún lo es más acariciar tu boca con un beso.

Ese rostro blanquecino y brillante, esos ojos que me acarician mirándome, esos dedos que me rozan al amanecer y ese amor que me llena por dentro.

Nunca antes se había visto un amor igual al que siento por ti; no cabe en mi corazón, ni tampoco en este universo.

Si tras la muerte no he sido capaz de confesar lo que siento por ti, en mi lápida escribiré sobre el amor que habita dentro de mí.

Inmerso en la soledad con tu mirada me crucé, y desde entonces lleno de amor me encontré.

Cuando sueño contigo el tiempo pasa volando, pero ya estoy acostumbrado porque me paso el día pensando en ti.

Boda en Campillo de Ranas – Raquel y Dani

Un entorno increíble para una boda increíble.

Creo que podría resumir así la boda de Raquel y Dani. Ellos me conocieron a través de otros novios de esta temporada (que dentro de poco veréis su preboda y boda), además, da la casualidad que Dani, y yo compartíamos “amigos” en la época del instituto con 16 años.. que casualidades tiene la vida.

Su boda, fue de mañana, y bien prontito estábamos allí Armando (mi compañero de vídeo) y yo, cogiendo los primeros instantes, los primeros momentos de los preparativos de los chicos.

Sus amigos y algunos familiares se alojaron en el propio pueblo, Campillo de Ranas, y también en pueblos cercanos para evitar los desplazamientos “post-fiesteros” hasta Madrid. Una ceremonia religiosa en la ermita de Tamajón, la verdad es que es pequeña, pero muy, muy recogida y muy, muy bonita.

A Dani se le veía nervioso, atento a que todo saliera bien y a que los invitados estuvieran atendidos. Entró del brazo de su madre hasta el altar, donde la cara le cambió al ver a Raquel haciendo su entrada. La verdad es que es un momento increíble.

Después de la ceremonia, nos desplazamos de nuevo a Campillo para el cóctel y continuar con la celebración; después de su baile, hicimos el reportaje de pareja, ya que al ser la boda de mañana, después de la ceremonia no había una luz tan bonita como la de la tarde.

Por último, agradecer a “mis novios”el trato tan bueno y su amabilidad durante todo el evento. Muchísimas gracias y que seáis súper felices!!!! Por otro lado, el agradecimiento a Aldea Tejera Negra, nos trataron perfectamente y su organización fue muy buena.

 

Podéis ver la preboda de Raquel y Dani, aquí.

Boda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de RanasBoda en Campillo de Ranas

Tu correo-e nunca se publicará o compartirá Requerido *

*

*

Envía a un amigo