Boda María y Jose en Toledo – Fotografo de bodas

Boda María y Jose en Toledo – Fotografo de bodas

Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos.

Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor.

El amor es la alegría de los buenos, la reflexión de los sabios y el asombro de los incrédulos.

En toda historia de amor siempre hay algo que nos acerca a la eternidad y a la esencia de la vida, porque las historias de amor encierran en sí todos los secretos del mundo.

Cielo y tierra se reúnen para contemplar tu belleza, el mar se abre para ser merecedor de tocar tu maravillosa piel, el sol huye al irradiar menos luz que tus ojos.

Tu voz llena de ternura, el sonido de esa voz que me hace soñar y perderme en pensamientos de felicidad, tu voz embriagadora que me lleva a la dulzura, tu voz dulce que me susurra un te amo y hace callar.

__________________________

fotografo de bodas – Miguel Cañavate

fotografo de bodas

__________________________

María y José son una pareja de Toledo que viven y trabajan en Madrid. María se puso en contacto conmigo meses antes de la boda y fui a verles a Toledo. Me recibieron en casa de sus padres (desde aquí les mando un saludo grande, muchas gracias por todo) y después de alguna que otra hora charlando me dijeron que yo sería el fotógrafo de su boda.

Cuando llegó el calorcito, quedamos para hacer la preboda. Querían algo urbano y en Madrid, por lo que quedamos en los Jardines de Sabatini y desde allí dimos un paseo por el Madrid más céntrico y castizo. María me avisó que Jose no era mucho de fotos, pero creo que al final le gustaron (incluso hasta en la postboda en Toledo).

El 20 de agosto fue su día. Jose se vestía en su casa, en el casco antigüo de Toledo, y María en casa de sus padres en Olías de Rey y la iglesia también estaba allí. María lucía un precioso Franc Sarabia, con una cola impresionante y un velo aun más increíble, ya que estando sentada en el altar, el velo llegaba a las primeras filas de bancos. Una vez finalizada la ceremonia, los invitados se fueron a la finca y nosotros a realizar el reportaje de pareja, ¿dónde?, fácil, fuimos a distintos lugares de Toledo, preciosos todos ellos y de camino a la finca aprovechamos el caminito de entrada para terminar con la preciosa luz del atardecer.

Los Lavaderos de Rojas fue la finca elegida para hacer la celebración, un cóctel increíble, la cena fue servida al aire libre en un lugar precioso que tienen para ello y finalmente, la fiesta. Y después de su primer baile, no quería dejar pasar la oportunidad de hacer unas fotos nocturnas dentro de la finca.

fotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodasfotografo de bodas

fotografo de bodas – Miguel Cañavate

Tu correo-e nunca se publicará o compartirá Requerido *

*

*

Envía a un amigo